El acusado de matar a Quiroz estaba en libertad condicional

El acusado de matar a Quiroz estaba en libertad condicional

Más allá de que la pareja de detenidos que tiene la investigación por el homicidio de César David Quiroz (28), quien murió apuñalado el último sábado en el barrio 1° de Mayo de Puerto Iguazú, se abstuvo de declarar durante las audiencias indagatorias realizadas ayer por la mañana en el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, la novedad más importante que se dio en la jornada en torno a este caso tiene como protagonista al joven implicado y un grave antecedentes que registra con la Justicia.

Y es que Fabián Lorenzo Acosta (25), quien por estas horas está sindicado como el responsable de las dos estocadas mortales que terminaron con la vida de Quiroz, en febrero de este año accedió a la libertad condicional tras permanecer varios años alojado en la Unidad Penal III de Eldorado,  donde purgó condena por otro asesinato, ocurrido en febrero de 2014, en otro barrio de la Ciudad de las Cataratas. Aquí la víctima fue Porfirio Martínez (65).

Según comentaron voceros ligados a la pesquisa, en julio de 2016 el presunto agresor de Quiroz accedió a un juicio abreviado ante el Tribunal Penal Uno de Eldorado en el cual asumió su responsabilidad por lo sucedido con Martínez y fue condenado a nueve años de prisión como coautor de homicidio simple.

 Por otra parte, más allá de esta novedad, tras presentarse a declarar junto a su pareja Clara Soledad R. (30) ante el juez Martín Brites, quien interviene en la pesquisa, ambos fueron imputados formalmente del delito de homicidio simple. Como autor en caso del joven y como partícipe necesario por el lado de la mujer.

En la continuidad de la pesquisa por el ataque a Quiroz, las fuentes consultadas agregaron que durante el transcurso de esta semana se prevé la toma de testimoniales a vecinos del fallecido. Además de los aportes que pueda dar María Florencia (31), pareja de la víctima, quien presenció el fatal ataque.

Pelea por un terreno

Tal como informó en su momento El Territorio, el grave antecedente que Acosta registra con la Justicia ocurrió en 2014 cuando el joven mantuvo un fuerte pleito con su vecino Porfirio Martínez. Todo por una cuestión vinculada a la disputa de terrenos de un asentamiento del barrio 25 de Mayo de Puerto Iguazú.

Dicho episodio sucedió durante la noche del 8 de febrero y, de acuerdo a lo que se reconstruyó durante aquella investigación, llevada adelante por el ex juez Juan Pablo Fernández Rissi, el ataque se produjo en el momento que tanto Martínez como su hijo Willian (18) y su nuera Zunilda (37), se encontraban cavando un pozo dentro de su propiedad de la calle Estanilado del Campo.

 Allí, seis personas que estaban en las inmediaciones al terreno de la víctima -entre las cuales se encontraba Fabián- se presentaron en el lugar e iniciaron una fuerte discusión con el sexagenario y sus familiares.

A raíz del acalorado cruce, tanto el dueño de casa como sus allegados, fueron atacados a palazos y con cuchillos por los vecinos.

Fue allí que una vez indefenso a causa de las diversas estocadas que recibió en el cuerpo, Martínez recibió los dos palazos que minutos después terminaron con su vida cuando era atendido en el hospital Samic de Iguazú.

De acuerdo al informe policial, la víctima presentaba profundas lesiones punzocortantes en la zona lumbar izquierda, múltiples cortes en los gemelos de la pierna izquierda, lesiones en el cráneo  y heridas penetrantes en zona frontal occipital y frontal, además de hematomas en el ojo izquierdo.

Mientras que el joven de 18 años también resultó muy golpeado ya que terminó con heridas por todo el cuerpo, sobre todo el pecho, espalda y abdomen.

En tanto que su pareja terminó con un gran edema en el ojo izquierdo.

Posteriormente, personal de la Unidad Regional V detuvo a todos los implicados en el hecho durante una serie de procedimientos realizados en el mismo barrio.

Y a principios de julio de 2016, todos estos llegaron a instancia de juicio abreviado con los miembros del Tribunal Penal Uno de Eldorado y el representante del Ministerio Público Fiscal.

Más allá de los nueve años para Acosta como coautor del homicidio, en ese mismo debate se condenó a Guillermo Gabriel Gómez a diez años de cárcel.

Este último fue acusado como autor de homicidio simple, ya que quedó comprobado que fue quien asestó dos fuertes golpes con una pala en la cabeza del sexagenario. Y que de acuerdo a la autopsia, fueron esos golpes los que causaron la muerte del hombre.

Además, Rosa Ester Aranda recibió cuatro años como partícipe secundaria de “homicidio simple” y “lesiones leves” en concurso real.

En tanto que también fueron condenados a tres años de cárcel José Eduardo Bernardo y Lucas Nahuel Zarza por “lesiones graves”. Mientras que la joven Romina Andrea Villalba a dos años por “lesiones leves”.

ésar David Quiroz (28) fue encontrado sin vida por personal de la Comisaría Cuarta de Puerto Iguazú el sábado cerca de las 5, dentro de una pelopincho de su humilde vivienda del barrio Primero de Mayo. Según manifestó a los investigadores María Florencia (31), pareja de la víctima, Quiroz fue atacado minutos antes cuando intentó mediar en un episodio de violencia de género que se desarrolló frente a su vivienda entre una pareja. Según el relato de la testigo, su esposo escuchó gritos que venían de la calle y al ver que un joven amenazaba con agredir a quien sería su novia, decidió intervenir y abalanzarse sobre el desconocido. Fue allí que este último corrió al dueño de casa hasta el patio de su propiedad en donde le propinó varias puñaladas que en cuestión de minutos provocaron su muerte.

Fuente: El Territorio