El rio Iguazú continúa bajo y las soluciones paliativas no alcanzan

El rio Iguazú continúa bajo y las soluciones paliativas no alcanzan

El faltante de agua en Iguazú es insostenible, vecinos y turistas debieron hacer malabares para sobrevivir al fin de semana largo con altas temperaturas sin provisión de agua potable en al menos 30 barrios de la ciudad, solamente los sectores que cuentan con pozos perforados en funcionamiento y están fuera del sistema de provisión de agua potable por parte del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento llevaron una vida normal durante la semana santa.

La problemática se dio inicio el pasado viernes, cuando las represas ubicadas sobre el rio Iguazú realizaron una maniobra de cierre de las compuertas disminuyendo casi en forma instantánea el caudal del rio Iguazú, dejando a las bombas que están en el carcamo de la toma de agua por encima del nivel de agua, totalmente fuera de servicio. La cuadrilla de operarios de IMAS intentó poner en funcionamiento el sistema de la balsa pero se encontró que la bomba no funcionaba por falta de mantenimiento. La reparación de la bomba llevo 4 días y al mediodía del lunes se puso en marcha la toma de agua que eleva parte del caudal del liquido vital que habitualmente toman del cauce del rio.

Esta solución paliativa no alcanza para abastecer a toda la ciudad ya que la planta habitualmente genera 1.100.000 litros de agua potable por hora que permite un buen funcionamiento de sistema de distribución con la presión necesaria para el acopio del liquido vital en tanques elevados, sin embargo desde este lunes la planta  generara 600.000 metros cúbicos brindando una solución parcial a los barrios más bajos, pero las zonas más alejadas continuaran sin el servicio.

Vecinos reclaman asistencia inmediata

En la mañana del lunes un grupo de vecinos autoconvocados conformaron una asamblea vecinal donde de forma organizada y consensuada exigirán soluciones a corto, mediano y largo plazo. Para ello consideran que el Encargado de IMAS Iguazú debe ser removido del cargo que ocupa, ya que esta situación ya se ha registrado en dos oportunidades años anteriores.

“Queremos soluciones ya, necesitamos agua ya, esto no puede seguir pasando hace 35 años que se repiten las mismas cosas. Se corta la luz, no hay agua, baja el rio no hay agua, sube el rio no hay agua ¿Cómo puede ser que nunca se han solucionado las cosas? Acá el intendente tiene la culpa por no exigir y el encargado de IMAS por no trabajar” indicó Rosa Alegre vecina del barrio presente en la manifestación.

Bomberos salen a paliar la situación

El presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios indico que han asistido a una familia que presenta una serie de problemas de salud y al hospital local, no obstante este martes con la colaboración de otros cuarteles de bomberos de la Federación de Bomberos de Misiones, trabajaran en los barrios de la ciudad tratando de paliar la situación.

“Mañana (por hoy) trabajaremos con bomberos de puerto Libertad y otras localidad tratando de llegar sobre todo a los barrios más altos y más alejados. Sabemos que lo ideal es la solución del problema, pero trataremos de ayudar sobre todo a las personas que padecen algún tipo de enfermedad, todos necesitamos el agua pero trabajaremos en base a las prioridades” explico Bareiro.

Cabe destacar que muchas personas se acercan a la planta potabilizadora para pedir agua con baldes o aquellos que disponen los medios trasladan tanques o tambores en camionetas para trasladar agua a sus hogares. Además hay un grupo de personas que está comercializando el agua que retiran gratis de la planta. Un tanque de mil litros puede costar 2.000 pesos.