Esta tarde familiares autoconvocados de personas con autismo salen a exigir el cumplimiento de las ley 27043

Esta tarde familiares autoconvocados de personas con autismo salen a exigir el cumplimiento de las ley 27043

El autismo forma parte de los llamados trastornos generalizados del desarrollo. En estos trastornos no sólo se produce un retraso del desarrollo, sino un desarrollo atípico, con amplia alteración de las funciones. Para brindar una mejor calidad de vida a las personas afectadas con el trastorno y a sus familiares se legisló la ley 27.043 de abordaje integral e interdisciplinario de las personas que presentan Trastornos del Espectro Autista (TEA), pero como tantas otras leyes no se cumplen. Es por ello que familiares autoconvocados saldrán a la calle en varios puntos del país para reclamar la aplicación de la misma. En Iguazú, la convocatoria es a las 19hs en la plaza San Martín.

Dentro de los niños con autismo, existe un amplio espectro de gravedad, teniendo algunos síntomas más graves y otros más leves. Es por ello que entre las exigencias de los padres auto convocados exigen el diagnostico precoz, Inclusión real en las escuelas, terapias en tiempo y forma con obra social o sin ella.

Una persona con autismo tiene se caracteriza por los déficits de interacción social. Desde pequeños los niños no responden a los gestos y miradas de la gente a su alrededor, no buscan el contacto con otras personas, prefieren jugar en solitario. Algunos presentan problemas serios en el lenguaje comunicativo verbal y no verbal, frecuentemente no tienen un lenguaje inteligible o repiten las palabras que oyen (ecolalia), alteran el orden de las palabras o las usan con significados particulares para ellos.

Los comportamientos repetitivos o estereotipados: sólo les interesa una cosa de manera excesiva e inflexible (las ruedas de los coches, los libros de color rojo…), que realizan rituales o rutinas repetidos sin función alguna o movimientos estereotipados (como aleteo de las manos). Es por ello que las familias necesitan apoyo de profesionales médicos, no obstante se encuentran por barreras burocráticas pese a la ley vigente.

“Salimos a la calle a contar a todos que no estamos bien y porque no lo estamos, pedimos a la comunidad que nos acompañe en este reclamos por todos los niños con autismo” indicaron desde la organización de la marcha en Iguazú.