La tenencia responsable continúa siendo un desafío

La tenencia responsable continúa siendo un desafío

Hace un año el concejo deliberante de Iguazú aprobó la ordenanza 19/17 sobre tenencia responsable de mascotas, dicha ordenanza fue impulsada por la asociación protectora de animales “Amor Animal”, pero la aprobación de la ordenanza solamente fue el paso legal para continuar trabajando buscando que la comunidad tome conciencia de acerca del cuidado de los animales, no solamente para evitar el abandono de las mascotas sino también para poder actuar cuando se detectan animales en estado de abandono o víctimas de violencia dentro de las propiedades.

Además de los cuidados a las mascotas, y control de población, esta ordenanza prevé la tenencia responsable de canes que por su carácter agresivo, o tamaño, o peso mayor a 20 kg., o potencia de mandíbula tengan capacidad de causar lesiones graves, incluso la muerte de personas o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales. La misma indica que la tenencia de dichos animales requiere la obtención de permiso especial, que será otorgado por el Órgano Ejecutivo, dicho permiso Especial tendrá un período de validez de dos años debiendo ser renovado a su vencimiento. Podrá otorgarse por períodos sucesivos de igual duración. Pero la problemática radica en que los ciudadanos no cumplen con dicho requisito.

Los episodios de ataques de canes violentos se han intensificado en Iguazú, en el mes de junio un Perro de raza Pitbull atemorizo constantemente a los vecinos del barrio Almirante Brown, y cuando comenzó a atacar a los transeúntes, los vecinos del barrio comenzaron a averiguar quién era el propietario del can, quien hasta ese momento no se responsabilizaba por los actos de su perro, hasta que ataco y mordió a un turista, quien fue el único en realizar la denuncia correspondiente.

Otro caso que trascendió se registro a fines del mes de julio cuando un niño de tan solo 3 años que fue a atacado por el perro de la familia mientras el can se alimentaba, dicho ataque se produjo en el barrio 25 de mayo. El niño que se recupera favorablemente, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una fractura expuesta y escoriaciones varias.

Según las averiguaciones realizadas no se han registrado muchas denuncias por ataques de perro catalogados como agresivos, pero diariamente se registran quejas en los barrios por la falta de responsabilidad de los propietarios que no cuidan a sus canes, permitiendo que estén en las calles atemorizando a los transeúntes.