Fabricación de muebles uno de los pocos rubros que sobrevivió a la pandemia Iguazú

Fabricación de muebles uno de los pocos rubros que sobrevivió a la pandemia Iguazú

La ciudad de las Cataratas es una de las localidades más golpeadas por la pandemia debido a que su mayor industria es el turismo que está paralizado en todo el mundo debido al virus del covid-19, sin embargo algunos rubros han sobrevivido e incluso han logrado trabajar generar puestos de trabajo, como en el caso de las fábricas de muebles de madera, melanina y artesanales.

“No podemos decir que la pandemia fue buena, porque jamás sería buena para nadie, sin embargo hubieron situaciones que nos favorecieron, como el cierre de la frontera, la gente no podía traer muebles de Brasil y el hecho de que las personas que tenían ahorros para sus vacaciones decidieron invertir en sus casas, como reformar la cocina, una habitación e incluso tuvimos trabajos grandes en hoteles que estaban en reformas” indicó Mauricio Calvo Lenuzza socio gerente de MAEL

MAEL Muebles Proyectados nació hace 8 años cuando notaron que en el mercado no había ninguna empresa en Iguazú trabajando con melanina, un material muy buscado debido a la tendencia del destino de ser sustentable. Fue allí cuando Elías Prituluk y Mauricio Calvo Lenuzza comenzaron a trabajar  con la moderna fábrica de muebles a medida, partiendo desde el diseño, confeccionan un proyecto 3D donde el cliente puede contemplar como quedara el ambiente a amueblar para luego pasar a la fabricación y la instalación del producto terminado listo para que el cliente disfrute de sus espacios diseñados en base a sus expectativas, su estilo de vida proponiendo soluciones prácticas y creativas.

“durante la pandemia hicimos trabajos grande, ya que no solamente trabajamos con pedidos pequeños como ser un placar o una cocina de una vivienda familiar, si no que tenemos la capacidad de trabajar con pedidos de hoteles. Si bien nuestra empresa solo cuenta con 2 empleados y dos jóvenes de la oficina de empleo municipal, cuando tenemos trabajos grandes formamos una cooperativa y damos trabajos a otras carpinterías, y entre todos nos ayudamos. Hemos trabajado bien, pagamos a todos en tiempo y forma y lo más importante es que no nos endeudamos como en los otros rubros” explico Elías Prituluk socio de MAEL.

Los pedidos más comunes de los clientes son cocinas y placares, aunque la empresa realiza amueblamiento para oficinas y también anexaron aberturas metálicas debido a que el mercado estaba bastante descubierto “No hemos trabajado todo lo que queríamos, porque siempre pensamos que podemos hacer más, pero trabajamos bien. En los primeros tiempos de la pandemia cuando estuvimos encerrados pensamos que no saldríamos del pozo pero una vez que volvimos trabajamos bien y generamos para estar al día con todos” remató Calvo Lenuzza.