Iguazú: Alejandro Maldonado compartió su experiencia como atleta paralímpico

Iguazú: Alejandro Maldonado compartió  su experiencia como atleta paralímpico

Alejandro Maldonado de 44 años de edad compartió su experiencia con el deporte en el salón de usos múltiples de ITUREM en la mañana de este lunes. Estuvieron presentes dirigentes de clubes, personas relacionadas al deporte y el deportista paralímpico Nahuel Speranza quien representa a Iguazú la disciplina tiro con arco y actualmente es el vice presidente de la Asociación Misionera de Tiro con Arco.

Maldonado conto que nació con una discapacidad conocida como artrogrifosis, la que hizo que desde muy pequeño iniciara la rehabilitación en el Instituto de Rehabilitación Psicofísica del Sur (ex CERENIL) lo que progresivamente le posibilitó acercarse a la actividad deportiva en la que hoy se destaca, el Maratón en Silla de Ruedas. Debió pasar por 32 cirugías.

“Todo comenzó como un juego, como un rato de diversión en la institución, que me permitía mejorar día a día contando con su enorme fuerza de voluntad y el apoyo de su familia, yo no siento que tenga limitaciones o discapacidad” manifestó.

Alejandro fue intervenido quirúrgicamente, por un equipo médico de altísima calidad, con especialistas reconocidos internacionalmente por su prestigio. Como consecuencia de dichas intervenciones, realizó la rehabilitación pertinente, siendo el deporte parte de esa rehabilitación.

Paralelo a su desarrollo deportivo, concurrió a la escuela 501 que funciona en el edificio del Instituto y que brinda el servicio educativo a los niños y jóvenes que permanecen internados allí. Así llegó la primera competencia, la primera medalla fruto de una carrera de 50 metros, a los 13 años.

Las sorpresas de la vida lo hicieron conocer en 1996 al Sr. Mario Rascado, gerente de una importante firma de iluminación de la ciudad de Mar del Plata, quien muy interesado por la actividad de Alejandro, le ofreció de corazón su apoyo para mejorar el nivel de su rendimiento, dándole a la vez la posibilidad de viajar a numerosos puntos del país y del mundo, desplegando así su habilidad y su destreza para destacarse entre los mejores de su categoría.

En el año 1999 conoce en la Maratón de Nueva York al conductor y productor de televisión Marcelo Tinelli, que sigue sus pasos al participar año a año en la Maratón de Bolívar, de la que es el ganador consecutivamente hasta este momento. En el año 2004 y a raíz de participar de la Maratón de la Fundación Ñandú, conoce al presidente de la firma Ona Saez, Carlos Saez, (miembro de la mencionada fundación) que actualmente también le brinda su apoyo.

En 2010 recibió el Premio Konex Diplomas al Mérito como uno de los 5 mejores deportistas paralímpicos de la década en Argentina y dejó el deporte “Puse un negocio y tras varios años me di cuenta que el deporte es lo mío, reuní a mis empleados y les dije que cerraba, pague a todos y busque a mi entrenador. Tenía varios kilos demás a tal punto que no entraba en la silla y me propuse a bajar hasta que lo logre y volví a las competencias”

Maldonado hizo hincapié en una frase para alentar a los deportistas y cerró la charla con la misma “Los sueños no se cumplen, los sueños se entrenan”