Liberaron los cuerpos de la tragedia en Brasil y llegarían hoy a Misiones

Liberaron los cuerpos de la tragedia en Brasil y llegarían hoy a Misiones

Luego de la tragedia en Brasil en la que fallecieron cuatro misioneros tras el vuelco de un colectivo que se dirigía de Florianópolis a Foz de Iguazú,  familiares de las víctimas esperaban anoche la llegada de los cuerpos para el correspondiente velorio e inhumación, según pudo confirmar El Territorio.

Como informó este medio, las víctimas fueron identificadas como Carina Martínez (42), su hijo David (3), Giuliana Tessari (24) y Fernando Benítez. Fueron liberadas en la localidad de Ponta Grossa cerca de las 19 y se esperaba al cierre de esta edición que llegaran durante la mañana de hoy.

Carina era oriunda de Puerto Iguazú y se había ido de vacaciones junto a su esposo, David y otros dos hijos de 11 y 17 años. La triste particularidad del caso es que pese a tener automóvil la familia decidió viajar en colectivo debido a la peligrosidad de las rutas brasileñas.

Por otra parte, Tessari -perteneciente a una reconocida familia ligada al sector turístico en Wanda y madre de una niña de 4 años que no había viajado junto a ella- y Benítez eran pareja desde hace un año. El joven fue el último misionero en ser reconocido en tierras del vecino país.

El proceso de repatriación en la víspera fue tan engorroso como doloroso debido a la burocracia, según detallaron las familias consultadas por este medio a lo largo del día. El reconocimiento de los cuerpos se concretó recién en horas de la siesta, luego de muchos trámites.

Sin embargo, las autoridades brasileñas expresaron luego que debían hacerle el reconocimiento de huellas dactilares, algo que entienden se pudo haber hecho antes

“Necesitamos por favor compartan esta publicación y nos ayuden a viralizarla debido a que no liberan a Giuliana Tessari y Fernando (Benítez, su novio) para poder traerla a Misiones y darle su eterno descanso. Injusticia, casi 48 horas ya de espera y seguimos por muchas más”, reclamó un familiar de Tessari en las redes sociales.

El padre de Giuliana, el empresario Luis “La Sombra” Tessari,  ex corredor de la década de los 90 y dueño de un complejo de cabañas, fue quien llevó adelante las gestiones en tierras brasileñas y lo que se reclamó es que no tuvo ninguna contención en el extranjero. El hombre contrató una empresa funeraria brasileña para el traslado.

Lo que se supo es que se barajó la posibilidad de traer los cuerpos en un avión luego de un ofrecimiento de la provincia de Misiones, aunque esto fue descartado porque entendían que podría demorar incluso más el trámite. Al parecer con esta opción tenían que ingresar al país por Buenos Aires.

“Estamos destrozados, mis sobrinos están re mal allá lejos de nosotros y  mi hermano está destrozado haciendo trámites”, fueron las palabras de la cuñada de  Carina Martínez cerca de las 18.00, cuando aún no tenían precisiones. Minutos después se confirmó que los cuerpos de los suyos también iniciaban el viaje a Puerto Iguazú.

El marido de Carina tuvo que ser atendido en el municipio de Iratí y lo que se supo fue que en la escena de los hechos intentó auxiliar a su hijo menor, pero la criatura ya estaba sin signos vitales. En ese contexto, con sus otros dos hijos, hizo las gestiones.

“Todavía no pudimos reconocer los cuerpos porque hay demasiado trámite y burocracia acá, es un desastre. Ahora estamos todos acá, enojadisimos los parientes y los familiares de quienes tienen los cuerpos para retirar”, reportó el hombre durante la tarde.

En paralelo a esto desde el gobierno de Misiones expresaron, en tanto, que se estaban haciendo constantes gestiones con el embajador argentino Daniel Scioli y el consulado en Curitiba, capital del Estado de Paraná.

Al respecto, a las 18.14 el gobernador Oscar Herrera Ahuad publicó en su cuenta de Twitter que “nos estamos ocupando de la repatriación de los cuerpos de los misioneros que fallecieron en el accidente en Brasil. Personalmente hablé con el embajador en Brasil (Daniel Scioli)”.

“Pusimos a disposición toda la logística necesaria desde el gobierno provincial para que una vez cumplimentado los requisitos requeridos por el gobierno de Brasil lleguen a Misiones en el menor tiempo posible. Mis respetos y pésames a la familia y amigos, el dolor es inmenso”, cerró.

“Me dormí”

Como informó ayer este medio, el siniestro ocurrió alrededor de la 1.50 del martes en Fernandes Pinheiro sobre la BR- 227, en el sudeste de Paraná y a unos 500 kilómetros de Foz de Iguazú. El colectivo de larga distancia de la empresa Viação Catarinense despistó el micro con 55 personas, incluido el conductor.

El rescate de los pasajeros finalizó a las 11.20, diez horas después del hecho, ya que cuatro de los cadáveres estaban debajo del vehículo volcado y fue necesario recoger el autobús para poder acceder.

El médico que atendió a los turistas durante la noche dijo que el motivo de que el bus tenga dos pisos dificultó el levantamiento de los cuerpos.

Por otra parte, la Policía Civil del país vecino investiga el caso y tomó medidas para esclarecer la dinámica del accidente. Desde la fuerza de seguridad indicaron horas después que esperaban los informes forenses para tratar comprender la situación y confirmar las causas del vuelco.

El ómnibus fue incautado después de que los cuerpos de las víctimas fueran retirados y enviados para autopsia.

Asimismo según el análisis preliminar de la Policía Federal de Caminos, con base en las huellas e información recabada, el bus se salió de la vía en línea recta y cayó a un costado de la carretera. No se detectaron signos de colisión con otros vehículos.

“No hay marca de frenado aquí en la carretera, lo que descarta la posibilidad de una posible colisión. Hasta entonces, debido a la hora del accidente, que era la 1.50 de la mañana, planteamos la hipótesis de una probable pérdida de control del vehículo, lo que provocó el accidente. Pero igual daremos pasos para poder esclarecer el caso”, dijo Wesley Vinicius, pesquisa en el caso.

Por otro lado, el conductor se sometió a la prueba de alcoholemia, que arrojó resultado negativo.

En ese marco, uno de los sobrevivientes del trágico accidente dijo que el conductor le habría confesado que se quedó dormido al volante antes de que el autobús volcara y cayera al barranco.

Se trata de Alexandro de Oliveira Gamaro, quien pudo salvarse al agarrarse de un asiento,

El pasajero indicó: “Estaba indignado y me acerqué al conductor y le pregunté ‘hombre, ¿cómo me tiraste por un precipicio en una recta?’, y el conductor me miró a la cara y dijo ‘hombre, me dormí’. No tuve ninguna reacción. Sé que no lo hizo a propósito, pero yo no reaccioné”.

Por otro lado, el medio local RIC Mais habló con la empresa responsable del vehículo, que en un comunicado lamentó lo sucedido y dijo que investigará el motivo del vuelco junto con las autoridades. El vehículo, según la empresa, salió de Florianópolis a las 16.40 del lunes rumbo a Foz de Iguazú, en el oeste de Paraná.

En este marco, la compañía responsable anunció que tenía equipos en el lugar brindando asistencia a los pasajeros y familiares.

También reforzó su “compromiso con la seguridad” y comunicó que estará a disposición de las autoridades para aclaraciones.

La quinta víctima, un profesor

Cinco de los siete fallecidos tras el despiste del colectivo que se dirigía de Florianópolis a Foz de Iguazú son argentinos, según detalló el embajador argentino Daniel Scioli.

Según se confirmó ayer, la quinta víctima de este país es Franco Tomás Sánchez, un profesor de la localidad bonaerense de Magdalena.

Sánchez, quien había sido electo en las últimas internas para presidente de la Juventud Radical de Magdalena y además era estudiante de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNLP.

Ayer familiares amigos y hasta el intendente de la localidad bonaerense lo despidieron con mucho dolor en las redes sociales.

Fuente: El Territorio

Contenido protegido

error: Contenido Protegido