Mediante maniobras fraudulentas le embargaron el auto y le pidieron un millón y medio para devolverlo

Mediante maniobras fraudulentas le embargaron el auto y le pidieron un millón y medio para devolverlo

Cristian Medina (35) años denunció ante la fiscalía del Juzgado de Instrucción 3 que mediante maniobras fraudulentas el pasado 30 de agosto un oficial de Justicia se presentó en su hogar, lo intimó pagar y embrago su vehículo. En ese momento le solicitaron que abone un millón y medio de pesos para recuperar el automóvil siendo que el vendedor reclamó ante la justicia el pago de 50 mil pesos de un contrato de prenda en segundo grado. Pasaron 5 meses y pese a que ejecutó el pago reclamado en el contrato aún no recuperó su vehículo.

Cristian medina adquirió el vehículo Chevrolet Onix en el año 2020 de la mano de su primera dueña Mirta Martínez, que a su vez lo compró en una concesionaria de Puerto Iguazú a través de un crédito prendario del banco Santander Rio en el año 2017. En agosto del año pasado, pese a haber ejecutado el pago acordado, aunque no estaba un a su nombre el vehículo, pero la propietaria había hecho la denuncia de venta, recibió la visita de un oficial de justicia que acompañaba a Nereo de Sa propietario de la concesionaria y a su abogado y un hombre que dijo ser el primer propietario quienes lo intimaron y lo obligaron a entregar las llaves de su vehículo.

 “Cuando se fueron me comunique con Nere De Sa por teléfono y le pregunte como podíamos arreglar y me dijo que tenía tres días para pagarle un millón y medio. Eso era imposible, se habían llevado mi sustento y mi medio de movilidad, entonces comencé a averiguar con la dueña. Fuimos al banco y pedimos el libre de deuda de crédito prendario y presentamos, pero resulta que nos reclamaban 50 mil pesos de un contrato prendario secundario que no había sido firmado por Mirta”.

Medina comenzó a averiguar y abono un perito para determinar si la firma en el contrato secundario era realmente de la titular, dicho perito determinó que la firma fue falsificada y fue allí que el hombre decidió denunciar al dueño de la Concesionaria por estafa, aunque sospecha que dicha maniobra tiene características de una asociación ilícita.

“Pese a todo lo que estaba pasando yo accedí a pagar el valor que reclamaban en el Contrato Secundario que tiene la firma falsificada, pagué los 50 mil mas los intereses y los gastos, en total fueron 231.569,15 pesos. Pague el 23 de septiembre y al día de la fecha el Juzgado de Paz a cargo de la Dra. Norma Vilchez de Fioranelli aún no me restituyó el vehículo y la justicia tampoco comenzó la investigación a raíz de mi denuncia en el Juzgado de Instrucción Nº 3” reclamó Medina.

En la denuncia penal realizada por Medina relata como el dueño de la concesionaria amenazo a la primera dueña del vehículo e incluso amenazó con embragarle sus bienes con un pagare en blanco obtenido de forma fraudulenta “Nereo quería que la duela del auto dijera que ella firmó el contrato, fue hasta su casa y la amenazó con un pagare que fue confeccionado con lápiz, el me lo dijo en un audio y yo lo presente como prueba junto al informe del perito y demás documentos. La justicia no investiga, yo invertí dinero pague el contrato y sigo sin mi auto” explico Medina

Medina reclama la falta de accionar de la justicia penal en el caso y la lentitud por parte del Juzgado de Paz que pese a que abono el dinero que reclamaban aún no recupero su vehículo que además de ser su medio de transporte es su fuente de trabajo.

Contenido protegido